Los Elementos de Culiacán confían ciegamente en JG Music

La compañía ha sido transparente con ellos.

Por: Miguel Escobedo @mikeidgoficial / Identidad Grupera

Fotos: Cortesía Irma García.

 Directamente desde Culiacán, Sinaloa llega un cuarteto de música que vienen a romperla con ganas, se trata de Los Elementos de Culiacán, su principal objetivo es darle otro estatus al corrido que se ha visto manchado con las nuevas tendencias, desde los pesados hasta los verdes.

“Estamos orgullosos con el resultado del tema El Comal que ha tenido el tema a pesar de que es nuevo, la gente lo ha aceptado, se ha identificado con la letra. Es un corrido que habla de un personaje ficticio, lo escribió Daniel Niebal”.

La agrupación surgió en 2014, pero hoy están entrando en las grandes ligas en el género corridero: “La gente nos identifica en los corridos, pero nuestro estilo es de antaño, relatan historias sanas, tratamos de no rebasar la línea a los corridos pesados, ni alterados, ni verdes, esos no entran en el repertorio, no nos interesan”.

A pesar de su corta trayectoria Elementos estuvo a punto de no surgir, la razón es que su líder Fermín ya no quería saber nada de la música: “Al inicio no quería saber del negocio ya pero poco a poco nos fuimos adaptando, ya había tenido experiencias malas con otros grupos, y no le quería entrarle al grupo, no quería empezar desde cero a batallar, pero aquí estamos”.

Y es que le tocó la mala suerte de que mucho no se comprometieron con los proyectos: “Muchos no estaban comprometidos y dije para qué ando batallando, pero la primera vez que ensayé con ellos, dije a caray traen algo, la voz, las letras, me enganché y dije vamos a entrarle”.

Eso sí estaban reacio de firmar con su actual compañía: “Un productor que trabajar en la compañía, le mostró el proyecto a Jaime de JG Music, nos habló pues quería trabajar con nosotros, pero nos dimos nuestro taco (jajaja)”.

Pero al final eligieron la mejor opción para ellos: “Le dije que teníamos que ver que rollo primero, después de una gira que tuvimos, nos volvió a marcar Jaime, nos invitó a un evento de la compañía y ahí nos sacó el contrato antes de subir a cantar y nos convenció, ya ni leímos que decía el contrato, solo firmamos”.

Tanta es la transparencia de ambas partes que incluso el dueño de JG Music les registró el nombre: “Con mi compa Jaime todo está tranquilo, de hecho, el nombre no estaba registrado, él me pidió mis datos, lo mandó a registrar a mi nombre y desde entonces trabajamos muy bien”.